• Fotos prostitutas

    Alfonso basterra prostitutas la prostitución es ilegal en españa

    alfonso basterra prostitutas la prostitución es ilegal en españa

    Los hechos tuvieron lugar en la calle Oporto, en Vigo, en El joven había cosido a puñaladas a las víctimas. El jurado le absolvió.

    La acusación popular enseguida levantó la voz. Desde el primer momento pidieron la repetición proceso y que le juzgase un jurado profesional. En el caso volvía a girar. El Supremo declaró nula la condena y ordenó repetir el juicio, pero de nuevo bajo la misma fórmula: Consideraron probado que no actuó en legítima defensa, ni bajo el efecto del alcohol o las drogas.

    José Carnero llegó a los tribunales por haber matado a una prostituta en su propia casa en el año El primer jurado le declaró inocente. Aseguraron que las pruebas no eran suficientes. Había sido él quién había matado a Pilar Palacios.

    A finales de , otro jurado se encontró de frente con el caso. Había que restarle los tres que ya había pasado en prisión. Incluso presentaron un recurso para pedir que fuese juzgado por un jurado profesional.

    El 16 de septiembre su padre compra 50 pastillas de Orfidal. Dos días después, la niña falta a sus clases. Estamos a 18 de septiembre, tres días después alguien le da a Asunta cantidades enormes de Orfidal y la niña muere. Vamos al día de la muerte de la niña, ese 21 de septiembre de Asunta come con sus padres en el piso de Alfonso. Los padres se habían separado en enero después de que el marido descubriera una infidelidad de la mujer, pero mantienen el contacto y la relación.

    El padre no sale en esa grabación, ni en ninguna otra, y jura que se quedó en su casa leyendo, con el teléfono móvil apagado. A la niña le habían atado con esas cuerdas las muñecas y los pies, posiblemente para trasladar su cuerpo hasta allí, una zona frecuentada por parejas en busca de intimidad.

    Y aquí vamos a encontrarnos con las primeras dificultades para el jurado. No se sabe cómo llegó hasta allí el cuerpo de la niña ni quién lo llevó. La niña sale con su madre andando por Santiago hacia las cinco y cuarto. La madre contó luego que la había dejado en casa haciendo los deberes, que ella se fue a la finca familiar de Teo, y que cuando regresó Asunta ya no estaba.

    Bien, tenemos a la madre con la hija en el coche la tarde en que Asunta va a morir. Una testigo asegura que vio al padre y a la niña hacia las seis de la tarde, en las calles de Santiago, lo que contradice la historia del padre.

    Pero aquí el jurado tiene que decidir entre una versión y la otra. Volviendo a los hechos. La madre llega con la hija a la finca familiar, desconecta la alarma a las seis y 31 minutos y 54 segundos.

    A las nueve menos siete minutos, Rosario Porto sale de la finca y conecta de nuevo la alarma. Un vecino que pasea el perro la ve y quiere darle palique. La mujer, sin bajarse del coche, le dice que tiene prisa y que va a recoger a su hija a Santiago de Compostela. Rosario tarda 25 minutos, casi el doble. A las diez y diecisiete minutos de la noche, los dos llegan andando a la comisaría de policía, donde denuncian que su hija ha desaparecido.

    Y cuenta también una historia tremenda. Que una noche de julio un desconocido vestido de negro, con guantes y gorro, entró en su casa de madrugada y quiso estrangular a la niña… Una historia que ni la policía ni la guardia civil ni el juez se creyeron. La madre no lo denunció en su día, solo después de la desaparición de la niña.

    Y aseguró que a él iba Alfonso Basterra, el padre de la pequeña asesinada. El local estaba a quinientos metros de la casa familiar. La policía comprobó que muchas de las chicas eran de aspecto juvenil, pero mayores de edad. Y el caso se cerró. Descarga el reportaje completo.

    El juicio por la muerte de Asunta Basterra acaba de llegar a su fin con la lectura del veredicto. Solo hay que calentarla", es lo que le dijo Alfonso Basterra a Rosario Porto solo tres días antes de intoxicar con lorazepam a su hija Asunta.

    Guardia Civil y juez creen que la droga de echó precisamente en la comida que el padre preparaba. Ese día, Asunta fue drogada y llevada a la finca.

    alfonso basterra prostitutas la prostitución es ilegal en españa

    Alfonso basterra prostitutas la prostitución es ilegal en españa -

    No pudo ir a clase. Concluyeron que fue sedada durante meses y asfixiada por sofocación. Ese día, Asunta fue drogada y llevada a la finca. El padre de Asunta creía que tras la muerte de la niña recuperaría a su exesposa; la mujer, en cambio, planeaba romper con todo su pasado y ser libre para consolidar su relación con otro hombre. A las nueve menos siete minutos, Rosario Porto sale de la finca y conecta de nuevo la alarma. Una joven informó a la Policía que Basterra era cliente del piso en el que se prostituía. Y aquí vamos a encontrarnos con las primeras dificultades para el jurado.

    Alfonso basterra prostitutas la prostitución es ilegal en españa -

    La policía comprobó que muchas de las chicas eran de aspecto juvenil, pero mayores de edad. No se sabe tampoco por qué se drogó a la niña los meses de julio y septiembre.

    Consideraron probado que no actuó en legítima defensa, ni bajo el efecto del alcohol o las drogas. José Carnero llegó a los tribunales por haber matado a una prostituta en su propia casa en el año El primer jurado le declaró inocente. Aseguraron que las pruebas no eran suficientes.

    Había sido él quién había matado a Pilar Palacios. A finales de , otro jurado se encontró de frente con el caso. Había que restarle los tres que ya había pasado en prisión.

    Incluso presentaron un recurso para pedir que fuese juzgado por un jurado profesional. José Bretón era culpable del asesinato de sus dos hijos, Ruth y José. Consideraron que acabó con ellos y los quemó en la finca de Las Quemadillas como venganza contra su exmujer.

    En este caso, al jurado popular no le tembló el pulso. Por unanimidad, David Oubel fue declarado culpable del asesinato de Amaia y Candela. Pasaba con ellas el fin de semana del 31 de julio de cuando les dio muerte con una radial.

    El cuerpo de una de las niñas presentaba incluso señales de lucha. El jurado solo se lo pensó durante dos horas. Una papelera con dos pañuelos con ADN de la niña y la madre en el dormitorio donde se cree que la mató, una cuerda naranja con la que le ataron muñecas y tobillos. Un cuchillo en la bañera con el que se pudo cortar esa cuerda. Un desorden falso en la habitación de la niña… Estas son las huellas del crimen de Asunta. No todo ha sido idílico. Ni para los niños ni para los padres.

    La sombra de la niña Asunta planea en la conversación. Asunta Yong Fang Basterra Porto murió el 21 de septiembre. El padre de Asunta creía que tras la muerte de la niña recuperaría a su exesposa; la mujer, en cambio, planeaba romper con todo su pasado y ser libre para consolidar su relación con otro hombre. El juez encargado de investigar la muerte de Asunta Basterra, la niña de 12 años, acusa a sus padres de matarla de forma voluntaria y planificada.

    Lo cierto es que días después de ese ataque criminal del que Asunta habló con la madre de una de sus amigas , Rosario Porto ingresó en un hospital. Su marido la cuidó día y noche y ambos parece que rehicieron su relación. Hemos hablado antes de la cuerda naranja que se encuentra junto al cuerpo de Asunta.

    Se trata de una prueba importante porque un trozo de cuerda del mismo color, grosor y tamaño lo encontró la Guardia Civil en una papelera de la finca de Teo donde la madre ya reconoce que llevó a la niña la tarde de su muerte.

    Los padres dijeron que eran cuerdas muy usadas por los jardineros, pero estos lo han desmentido. La versión de la madre es que sí fue con su hija a la finca, pero que luego la devolvió a Santiago y la dejó en una plaza de la ciudad.

    Que fueron juntas a la finca, que la niña luego se aburría, que la llevó a la ciudad, que ya sola de nuevo, la madre regresó a la finca donde estuvo recogiendo unos bañadores hasta la hora en la que la ve salir un vecino sola.

    Hay cosas que no sabemos en esta historia, cosas que el jurado tampoco va a saber a la hora de decidir. No hay, por ejemplo, arma del crimen. Es decir, salvo error en esa prueba, casi con toda seguridad en la finca familiar de Teo.

    El fiscal y la acusación particular sostienen que fue allí donde la mataron y la ataron de pies y manos. Hay otro informe fundamental.

    A partir de ahí, la presencia de drogas desciende, siempre dentro de las cantidades enormes que tenía. Vemos que hay muchos indicios, muchas pruebas de que la niña fue drogada. No se sabe tampoco por qué se drogó a la niña los meses de julio y septiembre. Si fue para que no molestara, para que no agobiara a su madre —la niña me chupa la vida, le dijo Rosario a su psiquiatra—. Esa noche, Rosario reprocha algunas cosas a su ex marido, le dice: Ambos tienen que declarar ante el juez la mañana siguiente.

    Tampoco sabemos a qué se refería ese matrimonio. El ordenador de Alfonso Basterra no estaba en su piso cuando la Guardia Civil lo registró. Meses después, su abogada avisó de que el piso iba a alquilarse y anunció que debían ir a mirar.

    Allí estaba el ordenador, del que se habían borrado cientos de archivos. El padre declaró que eran juegos de Asunta, que era muy imaginativa. La foto del ballet llamó mucho la atención de los investigadores, que ordenaron incluso ampliarla para buscar en los ojos de la niña, para ver si ya entonces, en , tenía las pupilas dilatadas y pudiera haber sido drogada. La prostituta denunció que allí había menores de edad, pero la policía acudió y vio que eran chicas aniñadas pero todas mayores de 18 años.

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *